Cuidado de las plantas

Cuidado de las plantas

El cuidado de las plantas consiste en brindarles todo lo necesario para un desarrollo pleno.

Si bien las plantas en la naturaleza cuidan de si mismas, cuando son cultivadas por el hombre, requieren ayuda de este para alcanzar todo su potencial, o de lo contrario, podrían morir.

El cuidado de las plantas incluye algunos aspectos básicos: resguardo de las condiciones climáticas, alimentación, mantenimiento del terreno y su salud.

Elementos del cuidado de las plantas

Luz: es el elemento vital para los vegetales, la que permite la función de la fotosíntesis, en la cual las plantas sintetizan los nutrientes. Por lo tanto, en el cuidado de las plantas, se necesita un sitio bien iluminado, algunas requieren de una exposición directa a los rayos solares, otras en cambio, necesitan la claridad, pero no toleran el sol.

Las plantas de hojas grandes, son aptas para interiores, pues el tamaño de la hoja, les permite una mejor captación de la luz. La falta de luz, hace que las hojas se afinen y estiren para buscar la fuente de luz. Se puede cambiar la ubicación de las plantas de maceta, según la época del año, buscando la mayor luminosidad.

Agua: el agua es parte de la estructura de la planta, y además es el medio de transporte de las sustancias nutrientes (minerales, materia orgánica). Los requerimientos de riego en el cuidado de las plantas, dependen de muchos factores, la etapa del desarrollo, la estación del año, la humedad ambiente, etc.

Pero a grandes rasgos, es necesario el mayor riego durante la germinación. Luego se disminuye el riego, según los requerimientos de la planta. Durante la floración, nuevamente se intensificará el riego. El agua empleada para el riego debe ser de calidad, el agua de lluvia es la mejor, en su defecto, tenemos la del grifo.

Tierra: no sólo es el soporte de la plantas, sino que es una fuente de nutrientes minerales y orgánicos. Un suelo rico en nutrientes, asegura el correcto desarrollo de nuestras plantas. Para el cuidado de las plantas, no sólo debemos asegurarnos de que tengan suficientes nutrientes, sino también que tengan un correcto drenaje, para evitar el encharcamiento, lo cuales nocivo para las plantas, aún para las de interiores.

En macetas se consigue incluyendo gravilla u otros materiales. En los jardines, se pueden construir drenajes para los macizos y canteros.

 
 
 
 
  © Copyright 2008 - www.casasdelujo.org